fbpx

Plasma rico en plaquetas (PRP) y su aplicación en odontología.

El plasma rico en plaquetas es un material biológico que pertenece a la sangre del propio paciente. El plasma es muy útil para algunos tratamientos odontológicos. En concreto lo utilizaremos en la odontología.

La retirada de la sangre se debe hacer antes de realizar el tratamiento que sea necesario, la extracción puede realizarse en la clínica o en un servicio hematológico (banco de sangre).

El plasma se utilizará en:

  • Implantes: Para reducir el tiempo de unificación del hueso.
  • Extracciones dentales: Para recuperar el hueso.
  • Tratamientos periodontales.

 

PRP para implantes dentales

En la rama de la odontología se utiliza el plasma y sus respectivos factores de crecimiento para acelerar la integración del implante en el hueso, haciéndolos más estables y con menos posibilidad de inflamación o dolor. Además de ayudar al implante a fijarse de manera correcta, el plasma rico en plaquetas (PRP) ayuda a la cicatrización del implante.

Plasma rico en plaquetas: Metodología

Antes de someterte a un tratamiento de plasma rico en plaquetas completarán tu historia clínica y realizarán un análisis completo de sangre, para descartar cualquier patología.

Recibidos los resultados, podrás empezar el tratamiento (a no ser que exista alguna contraindicación). Es muy sencillo: el médico te pondrá una crema anestésica en la zona a tratar. Después, procede a extraer la sangre de tu brazo para “centrifugarla”. Mientras la máquina cumple su misión, la anestesia hace lo propio de tal forma que para cuando acaba la centrifugadora (unos 20 minutos) tu piel está lista para recibir el tratamiento.

  1. Se extrae la sangre del brazo.
  2. Esa sangre será introducida en un tubo que será centrifugado a una velocidad y tiempo determinado.
  3. Al centrifugarse se realiza la separación celular.
  4. Gracias a la separación celular se consigue liberar el plasma de la sangre.
  5. Se inserta el plasma conseguido en un tubo diferente.

¿En qué ayuda el plasma rico en plaquetas?

  • Aceleración de la reparación ósea.
  • Cicatrización de las heridas.
  • Reduce la inflamación.

Todo esto se debe a que el plasma tiene unas proteínas llamadas factores de crecimiento que lo hacen un material reconstituyente. Además no existe riesgo de rechazo, ya que el plasma es un elemento orgánico perteneciente al paciente.

Factores de crecimiento

Los factores de crecimiento anteriormente mencionados son unas proteínas que se dedican a cambiar la respuesta biológica de las células, haciendo crecer tejido nuevo y reparando el dañado. Dentro del plasma, existen diferentes tipos de factores de crecimiento, algunos de ellos son:

  • Factor de crecimiento transformante (TGF-B)
  • Factor de crecimiento derivado de las plaquetas (PDGF)
  • Factor de crecimiento epidémico (EGF)
  • Factor de crecimiento fibroblástico (FGF)
  • Factor de crecimiento semejante a la insulina (IGF)
  • Factor de crecimiento vascular endotelial (VGF)

Otros usos del PRP

Una vez extraído el plasma, este se utilizará para la fase quirúrgica, puede ser mezclado con un material de injerto o aplicarse solo. Las plaquetas en este caso actuarán de manera que reducirán la posibilidad de reacción inflamatoria.

El plasma rico en plaquetas se puede utilizar para numerosas intervenciones médicas, como puede ser:

  • Estética: Se utiliza el plasma para eliminar la celulitis y rejuvenecer la piel sin necesidad de cirugía, las plaquetas con sus factores de crecimiento crean nuevo tejido haciendo “la piel joven de nuevo”.
  • Reconstrucción de tejidos ortopédicos y traumatológicos, así como para la artrosis, esguinces crónicos… etc.

Nuestras clínicas


×

Pide tu cita

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad